En la actualidad cada vez la sociedad afortunadamente se preocupa más por el medio ambiente. Esto se hace evidente en los diferentes usos y concienciación respecto al reciclado en casa y en sus respectivos contenedores. La preocupación por los productos que compramos y sus envases es ya una realidad, llegando a elegir otro tipo de marcas por el envase adecuado.Es muy frecuente no saber exactamente cual es la diferencia entre biodegradable, degradable e incluso compostable, por lo que la sociedad suele confundirlos. A continuación te contamos las diferencias:

Diferencias entre biodegradable y degradable

Un producto es biodegradable cuando después de utilizarlo, se descompone de forma natural por organismos o microogranismos sin necesidad de emplear otros elementos como químicos. El tiempo que tardan estos productos depende del oxígeno, grado de humedad y temperatura, ya que estos son de origen vegetal, degradándose en su totalidad en tan solo unos meses en la tierra.

Por otra parte, los degradables, (oxodegradables o fragmentable) tienen su origen en el petróleo y están constituidos de polietileno PE y de aditivos químicos. En presencia de oxígeno, calor y UV, pierden resistencia y durabilidad por lo que se fragmentan en pequeñas partículas no visibles al ojo humano; pero tardan hasta 1000 años en desaparecer totalmente. Algunos productos oxodegradables al no estar hechos completamente de derivados orgánicos, sino que contienen químicos, éstos se degradadan en partículas microscópicas contaminando el medio ambiente.

Básicamente la diferencia está en que algo degradable es algo que se descompone, por lo tanto algo biodegradable, es algo que se deshace en contacto con el Medio Ambiente.

¿Y que ocurre con el compostable?

Es un proceso biológico natural que permite la conversión y la valorización de materias orgánicas con mucha presencia de oxígeno, biodegrandandose y convirtiendose al final de este proceso obtenemos el abono o humus utilizado en la agricultura. Esto evita las incineraciones contaminantes y se valora el reciclaje de los desechos

Un producto compostable debe ser obligatoriamente biodegradable, aunque un producto biodegradable no tiene por qué ser compostable.

Gracias a los productos compostables se cierra un proceso de ciclo de materia orgánica evitando la contaminación de los suelos o las emisiones que provoca la creación y transformación de productos.

¿Sabías cuanto tiempo tardan en descomponerse algunos productos?

Imaginas cuanto tiempo tardan descomponerse una bolsa de plástico, una fruta…Te ponemos ejemplos de descomposición de algunos productos:

  • Un chicle puede tardar hasta 5 años
  • El papel normal de 2 a 5 meses
  • Las colillas 10 años
  • Los cartones de tetra brick, 5 años
  • Las bolsas de plástico tardan unos 150 años
  • La piel de la naranja, 6 meses

Esto nos demuestra que debemos utilizar cada vez más productos biodegradables y compostables ya que en un periodo de tiempo corto desaparecen.

¿Y con el plástico que ocurre?

La mayoría de los plásticos se degradan en partículas más pequeñas e incluso microscópicas pero no se biodegradan ya que siguen existiendo y no son transformados por otros microorganismos o animales ya que no puede ser digerido, de manera que los átomos de carbono del polímero se rompen, creando moléculas orgánicas. Este proceso no se cumple ya que el ciclo de carbono de la tierra no se completa.

El problema principal es que se degradan, pero no vuelven a la naturaleza, por lo que son se les puede considerar biodegradables. Por suerte las investigaciones recientes han confirmado diferentes polímeros a partir de otros compuestos no derivados del petróleo, que se consideran biodegradables como es el caso del PLA; por lo que cada vez más productos están compuestos por este tipo de plásticos o otros materiales.

Nuestros productos biodegradables.

En SH Albaida nos concienciamos y apostamos  cada vez más productos ecológicos y biodegradables que respeten el medio ambiente: